¿Quieres saber cómo usar LinkedIn? Esta es una de las redes sociales que puede ser poderosa, pero igualmente perjudicial si no la utilizas adecuadamente.

Por lo tanto, aprende de los errores que no debes cometer para tener éxito y encontrar las oportunidades laborales que buscas.

No entiendo por qué muchas personas que usan plataformas sociales, y especialmente LinkedIn, para conectarse solamente con personas que ya conocen.

“No estoy aceptando su invitación ya que no lo conozco y nunca he trabajado con él”. Escucho esa frase a menudo y me confunde. Me perturba.

¿El objetivo de las redes sociales no es conectarse con más y nuevas personas para expandir tus horizontes?

No necesito las redes sociales para conectarme con mi vecino, para eso tengo mis dos pies.

No lo sé, tal vez sea solo yo. Aunque en estos tiempos modernos ya se hizo necesario conectarnos por Internet para hacer casi todo.

En cuanto a LinkedIn, al menos basado en la premisa de que lo estás utilizando para conectarte en red y conectarte con personas con las que tienes relación profesional, hay algunas prácticas que estoy viendo a menudo que, una vez más, me confunden y me pregunto:

“¿Cuál es la gracia de usar LinkedIn si esa es la forma en que la usas?”

Aquí están algunos ejemplos de cómo usar LinkedIn correctamente y los errores que debes evitar al máximo.

De esta forma podrás obtener el éxito profesional que buscas al intentar conectarte en este tipo de redes sociales.

Cómo usar LinkedIn para encontrar trabajo:

 

cómo usar LinkedIn para encontrar trabajo

Recuerda que vamos a revisar las acciones que NO debes hacer en LinkedIn. Muchas personas lo hacen pero constituyen malas prácticas al usarla.

También puedes echar un vistazo a los cursos de LinkedIn gratis que puedes encontrar en la red social.

1. Poner en tu nombre palabras como “Buscando nuevas oportunidades”.

Estás buscando trabajo y estás utilizando LinkedIn para encontrar uno. Fantástico. Esto está muy bien.

Pero poner esas palabras “Buscando una nueva oportunidad” como parte de su nombre real te ayudará a lograr exactamente lo contrario.

No me llama la atención, alguien que estás tratando de agregar como una conexión: “Agrégame, soy alguien que quieres en tu red”.

Es mejor tener tu nombre solo en ese campo, invertir tiempo para construir tu red, y establecer algunas relaciones. Luego, pedir ayuda a tus conexiones y consejos para encontrar tu próxima oportunidad.

2. Incluir tu sitio web a tu nombre.

Muy parecido a la mala práctica mencionada anteriormente. Desesperan las personas que ponen su sitio web como parte de su nombre.

Hacen esto con la esperanza de que cada vez que comenten, las personas vea su sitio web, hagan clic, y de esa manera, generarán más tráfico a su sitio.

Eso es basura, molesta y una vez más, logra el resultado opuesto.

¡No hagas eso! Así sabrás como usar LinkedIn para encontrar trabajo

3. No especificas lo que realmente haces.

no especificas lo que haces

Cuando construyas tu perfil de LinkedIn, y específicamente cuando completes los campos que la gente ve primero al obtener una invitación tuya, a saber, tu nombre y título, piensa detenidamente, porque las primeras impresiones importan.

Decir “Ejecutivo de ventas” o “Desarrollo de negocios” sin el nombre de una empresa o algo un poco más específico, no le dice nada a la persona que recibió tu invitación.

Como todo lo que tienen son unos segundos antes de que decidan si aceptan o rechazan tu invitación, sin un poco más de contexto sobre ti, o al menos un poco de validación de que eres un profesional, no puedes esperar que la gente quiera agregarte a su red. Se específico.

Te puede interesar: Coaching empresarial: Cómo desarrollar empleados felices y productivos.

4. Comenzar correos electrónicos con “Como estamos conectados en LinkedIn, pensé…”

Los correos electrónicos que comienzan con esas palabras “ya que estamos conectados en LinkedIn, pensé que podría enseñarte a ganar dinero extra no son muy efectivos.

Si estamos conectados en LinkedIn, tal vez usemos los mensajes de LinkedIn para contactarme. De esa manera tengo el contexto de con quién estoy hablando.

Además, solo porque estamos conectados en LinkedIn, no significa que esté interesado en recibir tus correos masivos. LinkedIn es LinkedIn, mi bandeja de entrada es mi bandeja de entrada.

Por esta razón, utiliza las herramientas de productividad adecuadas para mantener una comunicación efectiva. Es clave para aprender cómo usar LinkedIn.

5. Solo porque puede, envía un mensaje, no significa que debas hacerlo.

enviar mensajes por LinkedIn

LinkedIn a menudo muestra esas notificaciones que te alientan a enviar esos mensajes automáticos a las personas. No lo hagas, y si puedes, agrega algunas palabras u oraciones propias.

Si no puedes invertir 30 segundos en personalizar tu saludo o felicitarme por mi aniversario de trabajo, para mí eso significa que no estás muy interesado en esta conexión.

Esto a su vez significa que no tengo ningún incentivo para invertir mi tiempo en dicha relación. No seas flojo, no importa lo fácil que LinkedIn lo haga.

6. Sé paciente y no siempre estarás vendiendo.

Agregas a alguien a LinkedIn y al segundo presionan “Aceptar”, entonces decides ir con toda.

¿Por qué? ¿Te comportarías de esa manera fuera de línea? ¿Intentar vender algo a alguien antes de establecer un poco de confianza? No lo harías, porque no funcionaría.

En LinkedIn, ¿tienes una nueva conexión a la que quieres venderle algo? Dedica un poco de tiempo a conocer a la persona y sus necesidades.

Por ejemplo, si quieres invitar a alguien a un negocio de mercado en red, entonces comienza por compartirle frases de network marketing que ayuden a generar confianza.

Aprende todo lo que pueda antes de intentar lanzarlos, e incluso entonces, piensa en las necesidades de esa persona, no en las tuyas propias, al lanzar.

El nombre del juego es sutileza y descubrirás que cuanto menos “vendas”, más terminarás ganando.

Conclusión.

Ya sabes un poco de cómo usar LinkedIn de la mejor forma. Entonces, al igual que en cualquier otra plataforma, las pequeñas cosas importan, y pueden ser la diferencia entre perder una oportunidad y crear una.

Continúa leyendo: 10 Historias de empresas digitales que te impulsarán a emprender.

Suscríbete gratis al mejor contenido: