¿Quieres aprender a ser una persona resiliente? ¿Sabes qué es la resiliencia? ¿Tienes la capacidad de sobreponerte a las adversidades de la vida?

Cada vez que sufrimos un golpe en la barriga, es fácil perder la pista de la meta y centrarnos en lo que salió mal, pensando “por qué yo” y todo lo que hemos perdido en el camino.

Existen diferentes circunstancias que nos pueden llevar al límite y hacer que nos cuestionemos si tenemos la fuerza y la voluntad necesarias para continuar adelante.

En este punto tenemos dos opciones: dejarnos vencer y sentir que hemos fracasado o sobreponernos y salir fortalecidos, apostar por la resiliencia.

Para recuperarnos, tenemos que cambiar nuestra forma de pensar de “debí y pude” a una que se centre en el futuro.

¿Qué es una persona resiliente?

La resiliencia, según la definición de la Real Academia Española de la Lengua es la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas.

Esto se refiere a la capacidad de las personas que se ven afectadas y se adaptan a cosas como la adversidad, el cambio, la pérdida y el riesgo.

Ser resiliente no significa que las personas no experimenten estrés, agitación emocional y sufrimiento.

Algunas personas equiparan la resiliencia con la fortaleza mental, pero demostrar resiliencia incluye trabajar a través del dolor y el sufrimiento emocional.

Pero la psicología añade algo más al concepto de una persona resiliente: no sólo gracias a ella somos capaces de afrontar las crisis o situaciones potencialmente traumáticas, sino que también podemos salir fortalecidos de ellas.

¿Por qué la resiliencia es importante?

La resiliencia es lo que da a las personas la fuerza emocional para enfrentar el trauma, la adversidad y las dificultades.

Una persona resiliente utiliza sus recursos, fortalezas y habilidades para superar los desafíos y superar los contratiempos.

Las personas que carecen de capacidad de resiliencia son más propensas a sentirse abrumadas o impotentes, y dependen de estrategias de afrontamiento poco saludables (como la evasión, el aislamiento y la automedicación).

Las personas resilientes experimentan estrés, retrocesos y emociones difíciles, pero aprovechan sus puntos fuertes y buscan ayuda de los sistemas de apoyo para superar los obstáculos y superar los problemas.

La resiliencia les permite aceptar y adaptarse a una situación y seguir adelante.

“La resiliencia es la fuerza central que utilizas para levantar la carga de la vida”.

Estos cinco consejos a continuación pueden ayudarte a ser una persona resiliente.

Consejos para ser una persona resiliente.

1. Sé agradecido.

se agradecido para ser persona resiliente

Cuando cambias tu perspectiva, cambias por completo tu experiencia del mundo que te rodea. No importa cuál sea tu situación, tu forma de pensar siempre dará forma a tu realidad.

Todos tenemos desafíos. Pero generalmente puedes encontrar a alguien que esté enfrentando desafíos peores que los tuyos.

Entonces, para comenzar, podemos estar agradecidos por nuestros desafíos: nos están enseñando cómo enfrentar la adversidad.

También nos están fortaleciendo y, en la mayoría de los casos, podrían ser peores de lo que son.

Comienza por preguntarte a ti mismo: “En este momento, ¿por qué estoy agradecido?” Dependiendo de las circunstancias, tu primera respuesta podría ser “nada”.

Si ese es el caso, comienza con la cosa más básica que te puedas imaginar e invierte desde allí.

Reconocer que tus circunstancias son fluidas e identificar lo que ya aprecias crea una mentalidad de abundancia.

Estar agradecido por lo que ya tienes es el primer paso para ‘hackear’ la resiliencia porque te permite abrirte para recibir aún más.

En caso que te cueste un poco lograrlo, inspírate a través de las mejores frases de agradecimiento.

2. La adversidad de cabeza.

la adversidad de cabeza

Una persona resiliente no solo muestra la capacidad de permanecer allí y soportar las cargas de la vida. Es el poder y la agilidad con la que responde.

Resulta que no tenemos una cantidad limitada de capacidad de recuperación y eso es una buena noticia.

Porque cuando ocurren cosas malas, una y otra vez, superpuestas unas sobre otras, nuestra capacidad de recuperación no tiene que aflorar.

Podemos construir fuerza, agilidad y velocidad ilimitadas en nuestra respuesta al aprender a “rebotar” efectivamente, y podemos hacerlo incluso antes de que llegue la adversidad.

Una situación solo tiene el significado que le das. Puedes decidir si es algo que te detendrá o si lo enmarcas como un desafío que ofrece la oportunidad de aprender y crecer.

Por cada evento negativo o difícil que te suceda hoy, replantea el significado que le das a tu vida.

La circunstancia en sí misma no tiene poder sobre ti, pero tu respuesta a ella sí lo tiene.

Cuando surge una situación difícil, hazte estas dos preguntas: ¿cómo podría ser esta una oportunidad disfrazada y qué hace esto posible?

Mírate a ti mismo como el que está a cargo de su propio destino y aprovecha esa oportunidad.

Incluso en los momentos difíciles, al elegir deliberadamente el significado que le das a esos momentos y el poder que tienen sobre ti, puedes desarrollar la resiliencia y prosperar.

Como apoyo te servirían algunas frases de aliento para sobreponerte a esos momentos duros. A continuación, una de ellas.

“No me juzguen por mi éxito, juzguen por cuantas veces me caí y volví a subir”. – Ernest Hemingway.

3. Córtate un poco de holgura.

un poco de holgura

Nos desanimamos sobre nuestra vida cuando la comparamos con otras personas.

Esto se ha vuelto especialmente tóxico en la era de las redes sociales. Lo que la gente publica en Instagram es su “perfil destacado”.

El resto de su vida es bastante común, así que si comparas la totalidad de tu vida con el perfil más destacado de los demás, te sentirás un poco solo y desanimado cuando las cosas malas suceden.

La verdad es que todos tenemos reveses. Todos y cada uno de nosotros sin excepción.

Entonces, permítete un poco de espacio para respirar cuando la adversidad golpea.

Respira profundamente con la mayor frecuencia posible y date un poco de tiempo para recuperar el aliento, lamer tus heridas y volver a levantarte.

4. Descubre la lección.

descubre lección para ser una persona resiliente

Una persona resiliente siempre piensa que todo lo que sucede en la vida es una oportunidad de crecimiento.

Si permitimos que cada evento de la vida nos forme de manera positiva, obtendremos algo, incluso de circunstancias que parecen no tener cualidades redentoras de ningún tipo.

Viktor Frankl era un psiquiatra suizo que vio a muchos de sus compañeros de prisión en Auschwitz suicidarse después de perder a sus familias enteras por genocidio.

Él también había perdido a su familia e incluso pensó en suicidarse hasta que un día tuvo una visión de sí mismo en el escenario, hablando de cómo sobrevivió, y sabía que todavía le quedaba algo por hacer.

Le dio la fuerza de voluntad y la esperanza para vivir, de sobrevivir y prosperar, y descubrir el significado en el momento.

Libro Recomendado

libro recomendado viktor frankl

Ver Libro Ahora

Cuando enmarcamos la adversidad como una oportunidad para aprender algo acerca de nosotros mismos, le da sentido al sufrimiento.

Esto nos permite poner el sufrimiento en contexto y ya no sentir que nuestros desafíos son inútiles.

“Cuando ya no podemos cambiar una situación, tenemos el desafío de cambiarnos a nosotros mismos”. – Viktor E. Frankl.

5. Ve las oportunidades.

ve oportunidades

La enfermedad prolongada de un miembro de la familia puede acercar a otros miembros de la familia cuando se unen para cuidar a sus seres queridos.

Ser despedido de un trabajo mediocre puede conducir a una oportunidad que nunca hubieras visto si todavía estuvieras trabajando.

Cuando suceden cosas malas, tendemos a suponer que todo sobre la circunstancia es negativo. Pero esto no es realmente cierto.

No importa cuán terribles se hayan vuelto las cosas, siempre hay algo bueno que saldrá de algo malo. Siempre.

El problema es que generalmente no lo vemos en el momento, porque simplemente no lo estamos buscando.

Por cada evento negativo que experimentes, mientras más rápido elijas buscar y abrazar lo bueno que podría salir de él, más rápido avanzarás y experimentarás la resiliencia que nunca creíste posible.

¿Qué haces para superar las dificultades en tu vida? Por favor, déjanoslo saber en los comentarios abajo.

Continúa leyendo: 25 Cursos de liderazgo para ser un líder más efectivo.

boletín final artículos GL

¿Te has quedado con ganas de más?

Únete a esta comunidad de emprendedores digitales y conoce en exclusiva las nuevas formas comprobadas de ganar dinero por Internet.

Al suscribirse, acepta las políticas de privacidad de Grandes Logros para recibir noticias, contenidos, comunicaciones relacionados con la marca, gratuitos y premium.