Para ser un buen jefe necesitas desarrollar las habilidades necesarias para diferenciarte de los demás.

Porque si tienes personas a cargo, estás en la obligación de convertirte en el mejor jefe que ellos nunca antes han tenido.

Ser un buen jefe contribuye significativamente al crecimiento de las personas que están a tu alrededor, y ellas a su vez, generan el valor para aportar al éxito de la empresa.

Todo esto se da gracias a las capacidades de liderazgo que tengas para crear el mejor ambiente de trabajo y potenciar las habilidades de cada una de las personas que integran tu equipo.

Por esta razón, a continuación, encontrarás las características que debes desarrollar y poner en práctica para más allá de ser un buen jefe, puedas convertirte en el mejor de todos.

15 Características para ser un buen jefe:

características para ser un buen jefe

Cada una de estas características recoge las bases para que necesitas para entender cómo ser un buen jefe y ser admirado por las personas que te rodean en el trabajo.

1. Ser humilde y dejar la arrogancia de lado.

Para ser un buen jefe, primero necesitas reconocer la humildad en tu vida. Esto significa que debes adoptar un comportamiento donde sigas el ejemplo de las personas sencillas.

Los mejores jefes se caracterizan por mantener buenas relaciones con su equipo de trabajo. Por lo tanto, más allá de eso debes saber cómo ser un buen líder.

Además, ten presente las siguientes recomendaciones para mantener la humildad y una buena relación con los demás:

  • No valores a las personas por su posición social.
  • Considera que no siempre tienes la razón.
  • Acepta cuando cometer errores.
  • Ten confianza en los demás.
  • Agradece todo lo bueno que recibas.
  • Sé generoso.

2. Manejar la presión.

manejar la presión

El estrés es el común denominador entre los profesionales de hoy en día. Es inevitable evadirlo, aunque busques y pongas en práctica las mejores estrategias para eliminarlo de tu vida.

Por esa razón es que para ser un buen jefe debes aprender a manejar la presión y el estrés que conlleva el trabajo diario.

Además, que la mejor manera de enfrenarse a esta situación es aprender cómo lidiar con ellos y tratar de mantener la calma en todo el equipo de trabajo.

En consecuencia, ten presente los siguientes tips para que aprendas a trabajar bajo presión logrando altos niveles de desempeño:

  • Una buena gestión del tiempo.
  • Escribir recordatorios.
  • Enfocarse en problemas que tienen solución.
  • Ofrecer ayuda solo cuando sea necesario.
  • Hacer ejercicios físicos y de relajación.
  • Tomar los descansos necesarios.

3. Escuchar a las personas.

Otra de las mejores cualidades que debes tener para ser un buen jefe es saber escuchar a las personas.

Tener la capacidad de atender y entender a una persona hará que tu comunicación sea más efectiva.

Por esta razón, saber escuchar a tus clientes y empleados te dará un feedback muy importante para ser un mejor líder y empresario.

Esta es una habilidad que debes desarrollar e irás mejorando a medida que la pones en práctica.

Pero si hacerlo se te hace difícil, aquí te dejamos unos consejos para aprender a escuchar a los demás:

  • Haz preguntas sobre el tema.
  • Sigue el ritmo de la conversación.
  • Mantén contacto visual.
  • No interrumpas a la otra persona.
  • Asienta con la cabeza de vez en cuando.
  • Pregunta si no has entendido algo.
  • Demuestra interés por su vida personal.

4. Empoderar a tu equipo de trabajo.

Empoderamiento significa el poder que le entregas a tu equipo de trabajo para que tengan autonomía y gestionen sus propias necesidades buscando el bien común.

El empoderamiento es clave para ser un buen jefe. Lo haces con el objetivo de dar a tu equipo la confianza y seguridad que necesitan para realizar su trabajo de la mejor forma.

Por lo tanto, como jefe, debes crear procesos que generen autonomía a todo el equipo de trabajo. Esto es clave porque todos se sentirán más confiados en sus propias capacidades.

Además, esto les enseñará cómo ser disciplinados y responsables para cumplir con todas las tareas asignadas. Al final, te librarán de mucha carga de trabajo para ti.

5. Felicitar por los grandes logros.

felicita por los grandes logros

No te dejes ganar por el orgullo ni por el poder. Felicita y celebra los grandes logros que obtengan en tu equipo de trabajo porque esto les dará la motivación para seguir trabajando inteligentemente.

Esta es una de las características que necesitas para ser un buen jefe. Es más, puedes convertirte en el mejor jefe que han podido tener tus empleados por el simple hecho de expresar tu gratitud hacia ellos.

No necesitas de una gran fiesta, ni de una celebración con bombos y platillos. Lo único que debes hacer es dirigirte a ellos con palabras de agradecimiento por su excelente labor.

6. Un buen jefe sabe motivar al equipo.

Como el mundo no es perfecto, tendrás momentos en los que necesitarás levantar el ánimo de tu equipo.

Para esto, más allá de ser un jefe debes convertirte en la persona que los motive y logre levantar el ánimo.

Para esto puedes recurrir a buenas frases motivadoras de trabajo que puedes compartir por las mañanas, o también con dinámicas de grupo que les ayude.

Mantener la motivación laboral arriba es importante para que nadie pierda el enfoque hacia la consecución de sus objetivos.

Además, encontrarán razones suficientes para entregar todo su esfuerzo para el trabajo colectivo.

7. Potenciar las habilidades de los otros.

un buen jefe potencia las habilidades de los otros

Un líder no se enfoca en las debilidades de las personas, sino que busca las herramientas para potenciar las habilidades. Esto al final hará que esos defectos y debilidades sean opacados por cosas que marcan la diferencia.

Entonces, para ser un buen jefe, primero debes saber cómo construir un equipo interdisciplinario donde se complementen las habilidades de cada uno y a su vez, se potencialice cada persona.

Esta es una de las características de un líder que hace que se destaque frente a los demás. Recuerda que no todas las personas son iguales, y por eso es que debes ser hábil para ayudar a mejorar a cada persona.

8. Un buen jefe sabe generar confianza en las personas.

Para ser un buen jefe, debes generar confianza en las personas. Este es una de las cualidades que debes tener en cuenta si buscas cómo ser jefe por primera vez.

La confianza la ganas si te conviertes en una persona que sabe escuchar y, sobre todo que siempre busca la forma de ayudar a resolver problemas.

Esta última, es una de las principales razones por la cual tus empleados o equipo te trabajo recurrirá a ti.

Por lo tanto, debes estar preparado para ofrecer soluciones rápidas y efectivas que facilite a tu equipo de trabajo la ejecución de sus tareas.

Deberás tener la paciencia para entender que no todos somos iguales y lo que para ti hoy es obvio, algún día fue una gran duda.

9. Ten en cuenta la opinión de todos.

No solo es tu opinión la que cuenta. Para eso tienes un equipo de trabajo a tu alrededor que te ayudará a ser un buen jefe. Por esa razón la opinión de los demás es igual o más importante que la tuya.

Cada persona siempre tendrá un punto de vista diferentes de las cosas y más cuando se trata de resolver un problema.

De modo que debes tener la capacidad para analizar la opinión de cada uno y llegar a una solución.

Si en algún caso la persona que está tratando de ayudar no tiene razón, no la ignores ni la interrumpas. Ya aprendiste que también debes aprender a escuchar.

Esto también pasa muy seguido en la relación con los clientes. ¿Crees que el cliente siempre tiene la razón?

10. Un buen jefe habla con el ejemplo.

habla con el ejemplo

Debes ser consecuente con todas las palabras de motivación que le das a tu equipo y con todo lo que les exiges.

A un buen entendedor pocas palabras y por eso tu equipo necesita aprender y mejorar con tu ejemplo.

El buen ejemplo contagia y seguro complementará los cursos de liderazgo que puedas hacer. Además, les estarás demostrando con hechos que la responsabilidad comienza por ti.

Lograrás aumentar el nivel de compromiso en tu equipo de trabajo y ellos al final se sentirán felices por los resultados obtenidos. Un buen jefe no es el que empuja, sino el que muestra el camino que deben seguir.

11. Sacar lecciones aprendidas de los errores.

Los errores no son para regañar ni para criticar, son para aprender. Por eso debes sacar lecciones aprendidas de los errores que se comentan. Esa es otra de las características para ser un buen jefe.

Las lecciones aprendidas te servirán para mejorar todos los aspectos de tu equipo de trabajo.

Desde habilidades emocionales para saber cómo superar obstáculos, hasta habilidades productivas.

No dejes pasar por alto los errores que se presentan y saca de ellos las mejores lecciones para que no vuelvan a ocurrir.

Además, la presencia de los errores demuestra que se están intentando hacer cosas nuevas para mejorar.

12. Tacto para decir las cosas.

Cuando se presenten dificultades, errores y problemas, tienes que encontrar la forma de hacerlos ver sin groserías.

Ser un buen jefe implica tener tacto para decir las cosas para que el respeto siempre prevalezca entre todos.

Te ayudará también a mantener la calma entre los empleados y a fortalecer un buen clima laboral. Inclusive cuando sientas que se trate de un error evidente, aún más debes guardar la compostura.

Otra cosa es que nunca hagas ver los errores de alguien frente a los demás. Busca el momento indicado para hacerlo solamente con la persona implicada.

13. Un buen jefe sabe resolver conflictos.

ser un buen jefe para resolver conflictos

La resolución de conflictos es fundamental para saber cómo ser un buen jefe. No es una tarea fácil, pero la práctica diaria hará que cada día lo hagas mejor.

Entonces, para saber cómo resolver conflictos efectivamente debes tener en cuenta las siguientes estrategias:

  • Nunca busques un culpable.
  • No te dejes llevar por las emociones.
  • No siempre tendrás la razón.
  • Lo que pasa en una reunión, se queda en la reunión.
  • Concéntrate en el comportamiento, no en la personalidad.

Al seguir estas estrategias, estarás creando un entorno en el que se fomente el respeto y el escuchar.

Curso Online: Aprende a solucionar conflictos y discrepencias.

14. Aprender a delegar.

Estás en la obligación de saber cómo delegar porque nunca tendrás el tiempo para cubrir todo al mismo tiempo.

El empoderamiento juega un papel muy importante aquí, porque se convierte en el medio para lograrlo.

Para ser un buen jefe necesitas delegar la mayor cantidad de actividades a tu equipo para generar la responsabilidad suficiente, y así alcanzar juntos los objetivos.

Esta es una de las cosas que más le cuesta hacer a los jefes, porque sienten que al delegar, el equipo no responderá de forma esperada.

Pero esto es un grave error, porque así nunca verán el crecimiento profesional de sus colaboradores.

Por todas estas razones que es este consejo también es una condición importante para saber cómo ser un empresario exitoso.

15. Nunca dejar de aprender.

un buen jefe nunca deja de aprender

Los grandes jefes nunca dejan de aprender porque sienten que el conocimiento es importante para seguir creciendo en equipo.

Y no solo se trata de ellos, también incentivan a que todos sus empleados y demás líderes, se comprometan para un aprendizaje continuo. Entonces, para ser un buen jefe necesitas estar de la mano con la educación.

Continúa leyendo: ¿Cómo ser un buen vendedor? 15 tips para vender lo que quieras.

boletín final artículos GL

¿Te has quedado con ganas de más?

Únete a esta comunidad de emprendedores digitales y conoce en exclusiva las nuevas formas comprobadas de ganar dinero por Internet.

Al suscribirse, acepta las políticas de privacidad de Grandes Logros para recibir noticias, contenidos, comunicaciones relacionados con la marca, gratuitos y premium.