Los gastos hormiga no hacen más que desangrar tu bolsillo poco a poco sin darte cuenta la cantidad de dinero que botas en el tiempo.

En otras palabras, son pequeños gastos que no son necesarios y haces de forma frecuente e inconsciente ya que no tienes en cuenta su efecto en tu bolsillo. Por tratarse de “pequeñas sumas de dinero” no le prestas atención y pasan desapercibidos por tu presupuesto.

Pero debes tener mucho cuidado con esto porque los gastos hormiga acaban con tu presupuesto, perjudican tu capacidad de ahorro y te llevan al endeudamiento innecesario.

Características de los gastos hormiga:

Los gastos hormiga tienen las siguientes particularidades:

  • Pequeñas cantidades de dinero que parecen “no afectar tus finanzas”.
  • Son gastos frecuentes, la mayoría de las veces se repiten a diario.
  • Se pueden sustituir por alternativas más económicas.
  • No los contabilizas porque no te das cuenta en qué te gastas el dinero.
  • Si sumas los gastos hormiga del todo un año notas que la cantidad de dinero es significativa para ti.

Gastos hormiga y otros gastos innecesarios que debes evitar:

gastos hormiga y otros gastos innecesarios

1. Suscripciones mensuales.

Las suscripciones mensuales son fuente generadora de gastos hormiga para tus finanzas. Debes tener mucho cuidado pagos recurrentes de uno, dos y hasta 10 dólares mensuales por tus suscripciones.

No está mal tenerlas. Lo malo está en tenerlas y no usarlas la cantidad mínima necesaria para justificar su gasto. Por ejemplo:

  • Pagas una mensualidad a un gimnasio y solo vas máximo 10 días del mes.
  • Revistas físicas y periódicos que se quedan todo el mes en la mesa de la sala.

Lo mismo pasa con otros productos y servicios que están cobrando a tu tarjeta de crédito, pero como el valor es muy pequeño haces caso omiso a esto.

Busca alternativas gratis para reemplazar estas suscripciones innecesarias. Para esto existen alternativas más viables.

Busca las noticias y temas de actualidad en redes sociales y portales gratuitos de las revistas. Asimismo, hazlo con los periódicos.

El dinero que no gastes con estas suscripciones puedes destinarlo a inversiones a corto plazo que fortalezcan tu bolsillo.

2. Las apuestas y lotería.

La vida no es un juego de azar. Por eso todo el dinero que obtengas en tu vida debe ser fruto del trabajo y sacrificio que haces para lograrlo.

A parte de ser un vicio muy grave tanto para tu salud mental como para tu salud financiera, son gastos hormigas que con el tiempo se vuelven incontrolables. Es una adicción que puede llevarte a tener deudas imposibles de pagar.

¿Crees que la única forma de tener mucho dinero es ganándose la lotería? Si ese es tu pensamiento, estás grave. Así no es como piensan los millonarios.

Todo lo contrario, una mentalidad millonaria está definida por las buenas decisiones que tomes con tu dinero. Estas deben ser: trabajar, ahorrar e invertir.

3. Gastos bancarios.

Mucho cuidado con lo que te están cobrando los bancos en tus tarjetas de crédito y cuentas de ahorro. La mayoría de las veces son valores que no son fáciles de detectar, pero con el tiempo es mucho el dinero que nos quitan.

Estos también son gastos hormigas que debes controlar porque no puedes permitir estar pagando dinero de más a los bancos.

Ellos tienen más dinero que tú y algunas veces hacen ‘cobros por error’ para ver si te das cuenta de eso. Te puede pasar por las tarjetas de crédito y, por lo tanto, debes aprender cómo usar una tarjeta de crédito correctamente.

Entonces, identifica cuáles son los cobros que te hace el banco actualmente, y busca bancos que cobren comisiones bancarias más baratas.

Y los hay porque entre ellos siempre compiten por el que presta los servicios financieros a menor precio posible para sus clientes.

4. Los cafés del día son gastos hormiga.

¿Sabes cuánto dinero estás gastando en ese delicioso café que tomas en la mañana antes de comenzar a trabajar?

Por barato que cueste 2 dólares, entonces a la semana serían 10 dólares y multipliquemos por las 40 semanas en promedio de trabajo al año, estaríamos hablando de 400 dólares anuales.

Esa es una cantidad de dinero que vista día a día son gastos hormigas, pero si sumas el total es un dinero importante para tus finanzas.

Como todo lo anterior, no está malo en tomar un café por fuera de casa. Seguro que disfrutas sentarte en una cafetería. Pero al hacerlo en tu rutina de mañana dejarás de disfrutarlo.

Esos 400 dólares te sirven para comprar la mejor cafetera, el café más delicioso del mercado y te queda dinero para ahorrar.

5. La comida rápida.

La comida rápida es muy deliciosa, pero al mismo tiempo es perjudicial para tu salud y tus finanzas si la consumes muy seguido.

No está mal ir a comer a la calle esporádicamente, salir con tus amigos o invitar a tu pareja a una cena especial para celebrar algo. La situación está en que al hacerlo muy seguido ya no sentirás la misma emoción al cambiar de ambiente y todo te parecerá normal.

Estos son gastos hormiga que debes trabajar para disminuirlos, porque de los contrario a final de mes te puede hacer falta el dinero que gastaste en a calle.

Además de cuidad las finanzas, debes comprometerte en cuidar tu salud y comprometerte a eliminar los malos hábitos en tu alimentación.

6. Garantías adicionales.

Las garantías extendidas son los seguros que te ofrecen al comprar productos, que por lo general son tecnología.

Estos seguros sirven para proteger tus productos de daños ocurridos luego de terminar la garantía de fábrica. Pero en su gran mayoría es un desperdicio de dinero.

La razón es porque normalmente estas incluyes cláusulas que te dejan totalmente desprotegido frente a un daño que pueda ocurrir. Entonces ahí es donde se convierten en gastos hormiga si lo haces cada vez que compres un nuevo artículo para tu hogar.

Por lo tanto, la mejor solución para esto es tener mucho cuidado en el uso de todos los electrodomésticos y simplemente aplica la garantía de fábrica en caso de necesitarla.

7. Compras innecesarias por Internet.

Las compras por Internet es otro de esos gastos hormigas que debes eliminar de tu vida.

La mayoría son compras impulsivas que no satisfacen ninguna necesidad real, son solo gustos y caprichos momentáneos.

Por esta razón la próxima vez que estés antojado de algo en Amazon, espera por lo menos tres días antes de hacer la compra. Este tiempo te servirá para darte cuenta si realmente lo necesitas.

Siempre llenamos nuestra casa de cosas que fueron compradas por deseo. ¿Cuántos pares de zapato y ropa tienes que solamente te has puesto una sola vez en la vida? Ese es el resultado de comprar cosas innecesarias.

8. Televisión por cable.

¿Cuántas horas al día ves la televisión? O más bien, ¿cuáles son los cinco canales que ves de todo ese centenar de canales que tiene tu plan actual?

Considera hacer un recorte en tu plan mensual de televisión si no estás usando la totalidad de los canales que tienes.

También puedes elegir otras opciones. Por ejemplo, si te gustan las películas y series para emprendedores, es mejor que te suscribas a Netflix.

Lo importante es que siempre busques opciones más baratas para tu entretenimiento. De lo contrario estarás cayendo en muchos gastos hormiga para tu comodidad. El truco está en aprender a administrar tu dinero eficientemente.

9. Telefonía móvil y planes de datos.

De estos si que tienes que estar muy pendientes porque la competencia entre las empresas es dura y casi siempre están ofreciendo planes más baratos.

Además, revisa constantemente el consumo de tus minutos y datos incluidos en el plan que tienes. Por lo menos sabes si gastas el cien por ciento de tus datos móviles. Seguro que no tienes ni idea.

Entonces, ponte en la tarea de revisar si es necesario estar pagando por esa cantidad de datos. Busca planes más baratos que te cobren por los datos que efectivamente estás gastando al mes.

Lo importante de todo esto es que aprendas cómo ahorrar dinero rápido, de tal forma que consigas un capital para comenzar a invertir.

10. Seguros de vida.

Los seguros de vida son muy importantes para proteger a la famila. Por eso esta vez no vamos a decirte que canceles todos lo que tienes.

Mas bien, el consejo es que revises con detalle el tipo de seguro que tienes, lo que te cubre y lo que te cuesta. Esto te servirá para estar comparando seguidamente otras opciones.

Por ejemplo, compara los beneficios que tienen otras empresas con sus seguros. También revisa los seguros de vida que están incluidos en las tarjetas de crédito.

Al final podrás unificar un solo seguro que te permita tener bien protegida a tu familia y reducirás un poco los gastos hormigas por tener varios seguros.

Más ejemplos de gastos hormigas que debes eliminar:

ejemplos de gastos hormigas

Comprar alimentos de marca. Es mejor optar por productos marca propia del mismo supermercado. Son más económicos.

Gastar dinero en aparatos de tecnología que no vas a usar frecuentemente.

Comprar autos nuevos. Aunque no son gastos hormigas, si dejas de gastar mucho dinero.

Usar la tarjeta de crédito para comprar cosas por capricho.

Comer los almuerzos del trabajo en restaurantes todos los días en vez de prepararlo en casa.

Comprar teléfonos de alta gama a cuotas. Cuando terminas de pagarlos ya han salido nuevos modelos y el tuyo está un 70% por debajo del precio que pagaste.

Si compras carro nuevo, llevarlo a los mantenimiento y cambios de aceite al mismo concesionario. Otra razón para comprar autos de segunda mano.

Pilas con las multas de tránsito. Por eso ten mayor precaución al conducir.

Bájale a la rumba de todos los fines de semana por tres días seguidos. Estos son gastos hormiga que afectan tu salud.

Comprar audiolibros en español que nunca escuchas.

No planear tus viajes y tener que comprar boletos de avión a última hora cuando están mas costosos.

Comprar artículos deportivos costosos cuando no eres un profesional de la disciplina. Pasa con las botas de fútbol y en deportes como el ciclismo.

La lista de gastos hormiga continúa:

Evitar consumir alcohol, porque te tomas el dinero de tu bolsillo sin darte cuenta y caes en un vicio.

Fumar cigarrillos es otra forma de quemar tu dinero. Cuidado con este tipo de hábitos de pobreza.

Gastar dinero en cosas que compras solo por que están con el 30% de descuento o más. No estás ahorrando, sino que estás gastando un 70% de su precio real.

Comprar cosas costosas para tu mascota, cuando ella no sabes qué es barato o caro

Pagar instructores para tu mascota, si puedes encontrar un sinnúmero de videos en YouTube que te enseñan como hacerlo.

Atención con la educación de tus hijos. No siempre el colegio más costoso es el mejor, ni el más barato el peor.

Visitar los centros comerciales todos los fines de semana para terminar gastando dinero en cosas innecesarias.

No buscar la estación de gasolina más barata para llenar tu vehículo.

Contratar por servicios de instalación y mantenimiento de cosas simples que puedes hacer tu.

¿Cómo eliminar los gastos hormiga?

cómo eliminar los gastos hormiga

Para lograr reducir o eliminar los gastos hormiga no es necesario abstenerse de todos los gustos o pequeños placeres que te das a diario. Para eso trabajas y al final para eso está el dinero fruto de tu esfuerzo.

Pero lo que importa es que identifiques cuáles de esos gustos valen la pena, y cómo puedes reemplazarlos por algo más económico y eliminar los gastos innecesarios, que no representan una satisfacción plena.

Entonces, el juego que debes implementar es el siguiente:

  • Elabora una lista de todos los gastos que tienes durante un día, luego has lo mismo durante la semana.
  • Siéntate y revisa cuál de esos gastos si vale la pena hacer y cuáles no.
  • Los que no valen la pena elimínalos de una vez.
  • Piensa si hay una alternativa más económica para aquellos pequeños gastos que si te gusta hacer.
  • Elabora un presupuesto para cubrir esos pequeños caprichos y cumple para evitar gastar más.
  • Por último, no utilices tus tarjetas de crédito para este tipo de gastos. No vale la pena. Mejor ahorra el dinero que quieres gastar, pero no gastes todo lo ahorrado.

Luego de seguir estos consejos, te aseguro que vas a ahorrar más dinero del que creías posible tener.

Recuerda ser muy disciplinado con tu dinero, y antes de gastarlo, primero piensa tres veces si es necesario hacerlo. Los centavos hacen los millones y los millones se cuidan solos.

Continúa leyendo: 17 Errores financieros más comunes que cometes sin darte cuenta.

Registra tus datos aquí: