Si no sabes qué hacer un domingo, no te levantes el lunes sin hacer estas catorce cosas.

Las personas exitosas saben que la semana comienza en el momento en que suena la alarma el lunes, y están listos para seguirla.

No es difícil darse cuenta de que los intérpretes de élite y las personas que viven vidas completas, maximizan los diferentes momentos que componen una semana.

Ya se trate de negocios o de vida, estas personas son intencionales en la forma en que gastan su energía y usan su tiempo.

En mi experiencia, ganar la primera mitad del lunes establece un gran impulso para la semana. Sin embargo, si esperas hasta el lunes por la mañana para planificar la semana, ya estás retrasado.

Es por eso que planear la semana es una de las mejores cosas para hacer el fin de semana. Naturalmente, el domingo es un gran día para establecer el tono justo antes de que comience la semana.

Aquí te presentamos catorce hábitos fáciles pero poderosos, que debes poner en práctica si no sabes qué hacer un domingo. Estos te ayudarán a tener una gran semana.

Y si tienes suficientes semanas maravillosas, tendrás un gran año. Si tienes muchos años maravillosos, disfrutarás de una vida plena.

¿Qué hacer un domingo para disfrutar al máximo?

1. Prioriza en lo que más te gusta.

domingo haz lo que más te gusta

Probablemente sacrifiques una gran cantidad de tiempo y energía para tu negocio u otros durante la semana.

Si no sabes qué hacer un domingo, este es el día perfecto para que disfrutes de los momentos que más te gustan.

Cuando piensas en lo que te hace sentir bien, abandonas cualquier juicio. No importa si este tiempo lo pasas jugando con tus hijos, haciendo ejercicio, leyendo un libro o buscando un rincón tranquilo para sentarse en silencio.

Esta vez, que sea lo que necesitas para reagruparte, sentirte realizado y llevar gran energía a la semana.

2. Algo de ejercicio.

Los beneficios del ejercicio se han discutido varias veces. Si bien no se puede negar que todos necesitamos estar físicamente activos, la semana laboral puede no dejarte demasiado tiempo para hacer ejercicio.

Siempre puedes ponerte al día con tu estado físico los domingos. Ya sea que se trates de andar en bicicleta, jugar baloncesto o ir al gimnasio.

Los domingos ofrecen una gran oportunidad para hacer algo de ejercicio antes de regresar a la rutina de mañana diaria.

3. Persigue una pasión.

una pasión para hacer el domingo

Si no sabes qué hacer un domingo, una de las cosas que te ayudarán es tener es un pasatiempo. Esto te servirá para recargar baterías y encender tu pasión para la semana.

Ya sea escribiendo, reparando un auto viejo, pintando o caminando. Debes usar tu tiempo libre en días como el sábado o el domingo para realizar actividades que normalmente no puedes hacer durante el trabajo.

Idealmente, deberías encontrar un pasatiempo que te permita desahogarte, que fluyan pensamientos creativos, o que te refresque de alguna manera. Que sea algo relacionado o no relacionado con tu negocio.

Por ejemplo, si vendes bicicletas personalizadas, tal vez una de las cosas qué hacer un domingo por la tarde es ir en bicicleta con tu familia o participar en una carrera.

Personalmente, a mí me gusta escribir y sentir que me hace un mejor emprendedor.

4. Haz un inventario de tu vida.

Muchos de nosotros solo nos enfocamos en nuestro trabajo. Colectivamente, estamos alcanzando niveles epidémicos de estrés en el trabajo y obsesión por las definiciones de éxito de la sociedad.

Estamos persiguiendo hitos, aumentos y títulos mientras sacrificamos las cosas que nos hacen felices a nivel personal.

Evita esa trampa comprobando cómo se desarrolla tu vida.

¿Estás haciendo tiempo para las cosas, personas o experiencias que te hacen feliz? ¿Planeando el viaje que quieres hacer o lo estás posponiendo?

¿Estás estableciendo intenciones en tu vida personal e invirtiendo energía en realizarlas? ¿Estás alineado con la carrera profesional que te hace completo?

Esta es una de las cosas qué hacer un domingo. Tu trabajo no es tu vida. Por lo tanto, usa cada domingo como un momento para recordar eso.

5. Desconéctate de la tecnología.

desconéctate de la tecnología

Muchos de nosotros pasamos casi todos los momentos del día de trabajo frente a una computadora o algún tipo de pantalla.

Esto no solo tiene efectos físicos en nuestros cuerpos, sino que también crea desconexión hacia nosotros mismos y hacia los demás. Esta división solo se ve agravada por las redes sociales.

Por eso uno de los planes para el domingo debe ser darle un descanso a tu cuerpo y mente. Entonces, toma un descanso de las redes sociales y deja a un lado los dispositivos electrónicos.

Siente lo que es experimentar la vida a través de tus ojos y sentidos. Por eso, mejor pasa el tiempo conectando con seres humanos de la vida real.

El mundo es un lugar hermoso y la vida es una experiencia increíble cuando das un paso atrás y vives en la vida real.

6. Socializa y relaciónate en eventos comunitarios.

que hacer el domingo en eventos comunitarios

Si bien es importante tener algo de soledad los domingos, también necesitas interactuar con otras personas.

Los eventos de la comunidad local no son solo una forma de sacar a los niños de la casa. También son oportunidades perfectas para que puedas relacionarte y conocer gente nueva.

Ya sea en la iglesia, en una feria del barrio, en una carrera de 5K, en una recaudación de fondos o en un festival de arte.

Hay muchos miembros de la comunidad influyentes en estos eventos y puedes aprovechar esta oportunidad para establecer contactos con ellos, mientras tienes tiempo libre.

Si no sabes qué hacer un domingo, dedícate tiempo a ti mismo.

7. Pasa un tiempo a solas.

Si bien, debes pasar un tiempo de calidad con amigos y familiares, también necesitas tener un tiempo para ti mismo.

¿Por qué? Porque estar solo tiene varios beneficios. Te da la oportunidad de reflexionar, despejar tu mente, mejorar la creatividad, hacer las cosas que quieres hacer y conocer gente nueva.

Si realmente quieres disfrutar de tu soledad, desconéctate del celular para que no te moleste el correo electrónico, los mensajes de texto y las notificaciones de Facebook.

8. Hacer un poco de mantenimiento.

haz mantenimiento

El mantenimiento puede significar muchas cosas diferentes para las personas. Literalmente podría significar la limpieza de tu oficina, hogar o vehículo.

También podría ser aseo personal, como hacerte un corte de pelo. Podría ser limpiar la bandeja de entrada o revisar tus cuentas de redes sociales para conectarse con los amigos y familiares que has ignorado durante la semana.

No importa qué significa exactamente el mantenimiento para ti. Los domingos brindan la oportunidad de ponerse al día con todos los artículos de limpieza que pueden haber sido pospuestos durante la semana.

9. Escribe tus próximos objetivos.

Es difícil ganar la semana si te levantas el lunes sin una idea clara de lo que quieres lograr. Usa la noche del domingo para pensar en la semana anterior.

Piensa en los objetivos a corto y mediano plazo y define los objetivos para la semana que viene.

Debes llevar esta práctica a otro nivel. En lugar de centrarte únicamente en la productividad y los objetivos comerciales, también concéntrate en cómo te quieres sentir la próxima semana.

Esto te llevará a utilizar la conciencia para sentir cómo te sientes en el momento y determinar si es congruente con cómo te quieres sentir. Si no es así, establece una nueva intención para la semana.

Al hacer las intenciones tanto pragmáticas como sentimentales, estás combinando ventajas desde el espacio de la cabeza y el cuerpo con sentimiento.

Juntos, ganas gracias a la intuición, guía de las emociones, la creatividad y ejecución de la mente.

10. Planea la próxima semana.

el domingo planea próxima semana

Una cosa importante que hacer un domingo es planificar toda la semana. Ya sea que estés planificando reuniones, llamadas telefónicas, estableciendo fechas límite para las tareas o incluso elementos personales como los menús de tus comidas.

Puedes obtener una ventaja en tu calendario completo por adelantado. Al hacer esto, puedes asegurar cumplir y concentrarte en los asuntos más urgentes.

Verás más claramente la importancia de este momento de la semana, más adelante, cuando toda la fuerza de tu negocio vuelva a estar enfocada.

Planear la semana antes de tiempo, te ayudará con la gestión del tiempo durante toda la semana.

11. Esto hará que tu domingo sea menos estresante.

¡Este no es un hábito tan difícil!

Las personas que no progresan hacia sus metas comparten una cosa en común: Nunca se sientan y reflexionan sobre lo que no funciona.

Las personas improductivas (y muchas veces estresadas e infelices) quedan atrapadas en un círculo vicioso de mirar siempre hacia el futuro.

Quieren saber cuándo van a cambiar las cosas, cuándo van a obtener un ascenso, cuándo será más rentable.

Todas estas declaraciones de “cuándo” apuntan hacia delante, y ese es el problema.

Las personas exitosas pasan tanto tiempo reflexionando sobre el pasado como lo hacen apuntando hacia el futuro. Las personas que realmente logran sus metas hacen tiempo para auditarse a sí mismas.

Miran hacia atrás en la última semana, mes, trimestre, incluso año, buscando formas en las que podrían haber tenido un mejor desempeño. Buscan tiempos en que se distrajeron.

Cuestionan cuántos días se defraudan. Y luego, sobre todo, se preguntan qué podrían hacer de manera diferente, avanzando para resolver esos malos hábitos.

La desafortunada verdad es que la mayoría de la gente nunca hace esto.

12. Todos los domingos, toma 15 – 30 minutos y repasa la semana pasada.

los domingos repasa la semana pasada

En lo personal, este ejercicio de reflexión tiene lugar en mis domingos. A veces, uso mi cuaderno de apuntes. Y a veces, simplemente me siento en silencio y pienso.

Miro hacia atrás la semana pasada y examino cada hora de cada día. ¿Dónde estaba el más productivo? ¿Cómo?

¿Dónde estaba el menos productivo? ¿Qué causó eso?

¿Cuándo me deprimí y me rendí prematuramente? ¿Qué paso ahí?

¿Cómo es que no terminé algunos de los proyectos que dije que quería terminar? ¿Estaba demasiado ocupado con otras cosas? ¿Cómo me puse demasiado ocupado?

¿Por qué dije ‘Sí’ a esas otras oportunidades si supiera que me pondría demasiado ocupado para las cosas en las que realmente quería trabajar?

13. Convierte tu teléfono en modo blanco y negro.

Si estás preparado, considera cambiar la pantalla de tu teléfono de color a blanco y negro antes de acostarse el domingo por la noche. Con este cambio, vas a tener un rápido impacto en tu estado de ánimo y fisiología.

Al convertir el teléfono en blanco y negro, descubrirás que se reduce el estímulo visual que fatiga el cerebro y activa el sistema nervioso, reduciendo el tiempo que pasas en las redes sociales.

Recuerda que el teléfono celular es solo una herramienta y no tu vida. Ahora solo usa el color en tu teléfono durante el día.

14. Un plan para la próxima semana.

Examino todo, y luego se me ocurre un plan de juego sobre cómo quiero abordar la semana para seguir.

Si no estás auditando constantemente tus hábitos, tu horario y la forma en que te aproximas a tu propia vida, nunca tendrás el control de hacia dónde te diriges.

En pocas palabras, si no sabes para dónde vas, ya llegaste. Aquí es donde tanta gente sale mal.

Empujan, empujan y empujan, mirando hacia el futuro para darles algo que quieren, en lugar de sentarse, reflexionar y abordar los malos hábitos o decisiones que los mantienen estancados.

Lo que termina sucediendo, entonces, es que estas personas permanecen en un estado reaccionario hacia la vida.

Se sientan en el sofá y esperan que algo les suceda, en lugar de buscar todas las pequeñas oportunidades que podrían haber tomado una decisión diferente.

Y la razón por la cual las personas luchan para hacer esto es porque es difícil, es revelador, es vulnerable y significa tomar responsabilidad por sus propios fracasos.

La gente preferiría culpar a la suerte, al destino y al resto del mundo por sus defectos.

Si quieres tener un buen inicio de semana y tener un lunes más productivo, toma quince minutos para reflexionar sobre la semana pasada. Mira los 7 días anteriores.

Hazte las siguientes preguntas…

“¿Dónde me fallé? ¿Dónde podría haber tomado mejores decisiones, eso me habría acercado más a donde estoy, digo que quiero estar?”

Luego, imagina una situación similar la próxima semana y establece qué elección diferente vas a hacer ahora.

Si asististe a demasiados eventos sociales la semana pasada, decide ahora mismo que cuando alguien te invite a salir esta semana, sin importar qué suceda, dirás: ‘No, gracias. Estoy ocupado’. Y decide, ahora mismo, en qué invertirás tu tiempo haciendo eso.

Este simple hábito de reflexión cambiará fundamentalmente la dirección de tu vida.
Te pondrá en un mejor estado mental el domingo.

Y te preparará para un feliz inicio de semana y tener éxito a partir del lunes.

Palabras finales:

Nuestros hábitos tienen un gran impacto en las formas en que experimentamos la vida, a menudo sin que nos demos cuenta.

Es imprescindible establecer hábitos saludables que te permitan mantener una línea de base más alta de felicidad, salud y satisfacción.

Considera agregar solo una de estas acciones o hábitos a tu domingo hasta que se quede en ti por siempre. Luego pasa al siguiente. Con el tiempo, los mantendrás a todos y serás más feliz y más saludable.

Continúa leyendo: ¿El cliente siempre tiene la razón si o no y por qué?

boletín final artículos GL

¿Te has quedado con ganas de más?

Únete a esta comunidad de emprendedores digitales y conoce en exclusiva las nuevas formas comprobadas de ganar dinero por Internet.

Al suscribirse, acepta las políticas de privacidad de Grandes Logros para recibir noticias, contenidos, comunicaciones relacionados con la marca, gratuitos y premium.