Todos necesitamos desarrollar buenos hábitos en nuestras vidas si queremos alcanzar un mayor nivel de éxito en lo que hacemos.

Sabemos que no es fácil y más aún, cuando se necesita de una fuerza de voluntad y autodisciplina para lograrlo. Pero lo mejor es que todos tenemos de todo eso y mucho más.

Aunque te parezca increíble, eres una persona disciplinada capaz de desarrollar cualquier nueva habilidad y hábito que contribuya a mejorar tu calidad de vida. Necesitas creértelo, porque nadie lo hará por ti.

¿Por qué desarrollar buenos hábitos en tu vida?

Porque sí, porque los necesitas, porque te mereces llevar una vida diferente. ¿Sabes por qué unos lo logran y otros no? porque ellos se propusieron y se comprometieron así mismos a mejorar cada día.

Entonces, aprovecha estos veinte hábitos para que comiences a cambiar y mejorar tu vida de una vez por todas. Seguro que te servirán mucho, y con el pasar de los días entenderás la razón de cada uno de ellos.

Buenos hábitos de personas exitosas:

Desarrollar estos hábitos te ayudará a escalar en todos tus proyectos y tu vida personal. No importa tu profesión, ni tu estrato social y ninguna otra característica socioeconómica, lo que importa aquí son las ganas de mejorar.

1. Comienza tu día con lo que más importa.

buenos hábitos para comenzar el día con familia

Las cosas que más importan están y empiezan por tu familia porque ellos siempre deberían ser tu prioridad. Entonces, comenzar el día con tu familia debería ser uno de tus buenos hábitos.

Comienza compartiendo con ellos el desayuno, disfruta cada bocado con ellos y aprovecha para hablar con tus hijos.

Este momento se convertirá en tu ritual diario cuando entiendas que la interacción con tu familia en las mañanas te dará motivación y energía suficiente para afrontar los retos del día a día en tu trabajo.

Nunca cambies el tiempo de tu trabajo por el tiempo de calidad que debes tener con tu familia. Incluso que ni los viajes te detengan porque recuerda que puedes acudir a herramientas tecnológicas para estar más cerca de ellos.

Por lo tanto, una videollamada siempre será mejor que una simple llamada telefónica.

2. Busca formas de mejorar un 1% cada día.

Si buscas construir buenos hábitos, nunca dejes de hacer pequeñas mejoras continuas en tu vida todos los días. En vez de hacer cambios drásticos buscando mejoras inmediatas, mejor concéntrate en mejorar un 1% diariamente.

No creas que un 1% significa muy poco porque esto significará mucho después de 30 días seguidos mejorando tu vida. El tiempo te dará la razón. Empezarás a significativos con la inclusión de buenos hábitos en los negocios y tu vida personal.

Al final todo lo que necesitas es un compromiso contigo mismo para ser una mejor persona todos los días.

3. Corre y trabaja tu cerebro.

Que la carrera de las mañanas sea por ejercicio y no por estrés. Hacer ejercicio practicando running te ayudará a marcar y enfocar tus pensamientos.

Además, más allá de un simple ejercicio, te ayudará a llevar una vida más saludable marcada por tus buenos hábitos.

Correr también te ayudará a liberar tu mente y a pensar diferente la forma como afrontar y resolver problemas.

Entonces, mi mejor consejos hoy es: Corre para descubrir la mejor solución porque la encontrarás.

4. Minimiza las distracciones para construir buenos hábitos.

Elimina todas las distracciones necesarias que te hacen que tus buenos hábitos se conviertan en malos hábitos.

Dentro de las características de un líder está el sentido de responsabilidad con muchas que te hacen sentir que las 24 horas del día no alcanzan.

Por lo tanto, debes orientarte bajo estrategias para minimizar las distracciones y aumentar tu productividad en el trabajo. Por ejemplo:

  • Limita las conversaciones sobre temas generales diferentes al trabajo.
  • Solo revisa tu correo electrónico dos veces al día en horarios programados.
  • Controla tus llamadas, es decir, evita contestar llamadas que no sean importantes.

En fin, evita estar respondiendo todo de inmediato.

5. Aprovecha el conocimiento de tu equipo.

aprovecha el conocimiento de tu equipo

La unión hace la fuerza y el trabajo en equipo te llevará más lejos de lo que puedes creer. Es por eso que debes aprovechar el talento de tus colaboradores y de todo tu equipo para desarrollar nuevas ideas o resolver problemas.

Aunque parezca extraño, escuchar a las personas debe convertirte en uno de tus buenos hábitos porque demuestra tu capacidad de liderazgo. Esto también demuestra a tu equipo de trabajo, que tienen una voz que es escuchada para cosas importantes.

Al final, esto traerá como resultado un empoderamiento en ellos porque sentirán el propósito en su trabajo.

6. Comienza el día con un propósito específico.

Estar ocupado todo el día no significa hacer las cosas. Es muy fácil quedar atrapado en las típicas reuniones que hacer perder el tiempo y llamados de compañeros que te hacen levantar del puesto de trabajo sin necesidad.

El problema es que al final del día terminarás sintiéndote agotado y frustrado por no haber cumplido con la lista de tareas.

Por lo tanto, uno de los buenos hábitos que debes implementar es comenzar el día con un propósito específico. Esto quiere decir, que debes tener claro las tareas que vas hacer durante el día.

De esta forma tendrás una guía para ir tachando lo que vas haciendo y al final, te sentirás más productivo.

7. Reconocer momentos importantes en la vida de los empleados.

No importa si alguien tenga un familiar enfermo o fallecido, un hijo graduado de la escuela o universidad, el nacimiento de un hijo, uno de los buenos hábitos que debes adoptar es reconocer esos momentos especiales en las personas.

Estos detalles son importantes más allá del reconocimiento monetario que le puedes dar a una persona. Ella se sentirá muy agradecida y apreciada por su líder, lo que llevará a tener un mayor sentido de pertenencia con la organización.

Además, eso llevará a que tu equipo de trabajo desarrolle una cultura de solidaridad con todas las personas.

8. Los buenos hábitos se desarrollan con 30 minutos de ejercicio al día.

Hacer ejercicio es importante para tu vida. Aquí no importa la hora, si es en la mañana, mediodía o en la noche. Lo importante es que lo desarrolles como tus buenos hábitos para mejorar tu salud física y mental.

Los 30 minutos de ejercicio en la mañana te servirán para afrontar el día con la mayor energía posible. Al mediodía te servirá para despejar la mente y tranquilizarte del estrés del trabajo. En la noche, también te servirá para relajarte y pensar las cosas que debes hacer el día siguiente.

Lo importante es que no pierdas la rutina de mañana para hacerlo todos los días porque recuerda que el cuerpo alimenta la mente.

9. Comienza tu día solo y sin distracciones.

Aunque suene egoísta para muchos, pero es muy bueno para ti empezar tus días sin reuniones o llamadas que te distraigan. Esto hará que las primera dos horas del día sean solo para ti.

Además, esto permite que rinda mucho más la mañana porque es el momento más importante del día para tomar decisiones. Aprovecha tus mañanas para hacer todas las tareas que necesitan el cien por ciento de tu capacidad.

10. Alimenta tu curiosidad para desarrollar buenos hábitos.

desarrolla buenos hábitos con la lectura

Invierte parta del tiempo de trabajo para leer cosas nuevas y aprender sobre cosas que te hagan mejorar. La creatividad proviene de ver cosas que otras personas no logran ver.

Entonces, es allí donde la lectura se convierte en uno de los mejores y buenos hábitos que puedes tener. Con la lectura alimentas tu pensamiento creativo, que te ayuda a desarrollar nuevas ideas para mejorar tus negocios.

No importa lo que leas, ya sea liderazgo, política, religión o emprendimiento, siempre hay algo nuevo que aprender y cosas nuevas por hacer.

11. Los buenos hábitos para una persona positiva.

Siempre con una sonrisa al frente, saluda y, en general, sé feliz y transmíteselo a los demás. Vivimos en un mundo lleno de personas ofuscadas por el estrés del trabajo, donde una sonrisa marca la diferencia.

Nunca te canses de servir y ayudar a las personas, de ser una persona útil e influenciar siempre con pensamientos positivos. También agradece a las personas por su tiempo y esfuerzo.

12. Manténte actualizado sobre noticias y tendencias.

Mantenerse actualizado con tendencias y nuevos desarrollos con cambios tecnológicos es una gran parte del éxito empresarial. Por consiguiente, usa por lo menos una hora al día para revisar artículos, videos y noticias que te ayuden a mejorar.

Estar actualizado te permitirá estar un paso adelante de tu competencia y tus clientes. De modo que podrás entenderlos más fácil para llevar los productos y servicios que ellos necesitan.

13. Usa tu fuerza psicológica para tener éxito.

Todos los días, haz todo lo posible para usar la fuerza psicológica para entender cómo alcanzar el éxito en tu profesión.

Esto incluye ser fuerte, tener una visión clara, identificar un nicho y aprovechar las oportunidades, crear un ambiente de trabajo cálido y familiar, eliminando los malos hábitos y siempre buscando el próximo desafío.

14. El mejor de los buenos hábitos: ‘Deja tu ego en la puerta’.

El ego, en cualquier etapa, es la verdadera traba para nuestro crecimiento personal y profesional. Uno de los buenos hábitos que puedes desarrollar es implementar un estilo de vida basado en la humildad.

En una época en la que se privilegia la individualidad y la autopromoción, es necesario entender qué es el ego y cómo dominarlo antes de que domine nuestras vidas.

En otras palabras, deja el ego en la puerta y entra a tu trabajo con la mejor actitud que nunca has tenido. Acepta los consejos y recomendaciones, ayuda cuando sea necesario y agradece también a las personas que te ayudan.

15. Domina tus prioridades comerciales y personales.

Como un gran líder que eres, estás en la obligación de aprender a dominar tus actividades relacionadas con el trabajo y la familia. Debes aprender a separar los espacios entre los dos, porque ambos mereces tu atención y tiempo de calidad.

Por lo tanto, sé inteligente y aprovecha el tiempo de trabajo para hacer todo lo que corresponde a tu responsabilidades laborales. Nunca revuelvas tu trabajo con tu familia, porque ellos son los más importante de tu vida y merecen lo mejor de ti.

No dejes que el trabajo en casa se convierta en uno de tus malos hábitos. Recuerda que lo trabajos van y vienen, si no estás es muy fácil encontrar reemplazo. Por el contrario, para tu familia eres irremplazable y eres la persona más importante en sus vidas.

16. Toma cinco minutos para reflexionar.

reflexionar como uno de tus buenos hábitos

Busca el tiempo para reflexionar durante cinco minutos al día y conviértelos en uno de tus buenos hábitos de vida. No importa tu nivel de ocupación, siempre tendrás el espacio para pensar sobre lo que lograste en el día y lo que no.

Lo importante de este ritual es la oportunidad para considerar lo que puedes hacer mañana para ser una mejor persona. Comprométete a hacer este ritual todos los días y desarrolla actitudes de agradecimiento que impacten positivamente tu vida.

17. Planifica tu mañana antes de acostarse esta noche.

Usa el final del día para asimilar todo lo que sucedió ese día, resolver los cabos sueltos y tener un plan de juego claro para el día siguiente. Esto te ayudará a dormir mejor y despertar listo para enfrentar el día de inmediato.

Desarrolla los buenos hábitos de planeación la noche anterior y verás como tu rendimiento aumentará a la mañana siguiente.

18. Bloquea el tiempo para tu mejor pensamiento.

Identifica a que hora del día eres más productivo y bloquea ese tiempo para un trabajo que requiera tu concentración.

Por el contrario, durante tu horas menos productivas, puedes usar ese tiempo para responder correos, llamadas e informes operativos.

Debes hacer todo tu esfuerzo para ignorar las interrupciones. Si es el caso, silencia y aleja de ti el teléfono celular y usa audífonos para ignorar a las personas.

19. Resuelve los problemas a medida que ocurren.

No aplaces los problemas porque se te crecen. Siempre es mejor lidiar con las situaciones por resolver a medida que pasan y no evitarlos postergándolos.

Por ejemplo, los problemas que enfrentes con tu equipo soluciónalos de manera profesional inmediatamente. Igualmente, úsalos como modelo de aprendizaje y experiencia para que no vuelvan a ocurrir.

20. Registra tus tres tareas más importantes del día.

Hemos hablado varias veces de la importancia de organizar tu día y hacer un listado de tareas pendientes. Pero lo mejor es que dentro de ese listado señales las tres tareas más importantes y no te vayas del trabajo hasta que las realices.

Este pequeño listado de las tres tareas hará que sientas que cumpliste con gran parte de tu trabajo, a pesar de no terminar con la lista grande de pendientes.

Continúa leyendo: 18 Hábitos de los emprendedores exitosos y productivos.

Registra tus datos aquí: